¿Cómo es?

Patente La copa menstrual es un recipiente de silicona médica, totalmente hipoalergénica, que se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, que también se usan internamente, la copa menstrual no absorbe la sangre; ésta queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido.

la copa menstrual se produjo industrialmente desde la década de 1930, aunque existen copas rudimentarias circulando desde 1867. La primera patente fue en 1932, la de L. J. Goddard.1 Le siguió la copa patentada por Leona Chalmers y diseñada en los Estados Unidos con el nombre Tass-ette; la idea era fabricarla en caucho vulcanizado. Hubo una venta y distribución significativa de las copas en esa década, a lo que siguió un largo silencio sobre el tema.

Actualmente la copa menstrual está conociendo un resurgir, dado que en esta época se ha comenzado a valorar especialmente, sus características económicas y ecológicas.

Fundamentalmente su uso sistemático preserva el medio ambiente al evitar el gasto de celulosas procedentes de la tala de árboles y también al no ocasionar ningún residuo ni solido ni orgánico.

Tres cuartosEn lo económico su beneficio es total, pues reduce el gasto en higiene intima femenina hasta un 75%. En concreto Pinkcopa puede durar hasta una media de dos a tres años.

Nuestra copa menstrual Pinkcopa está realizada exclusivamente de silicona médica 100% hipoalergénica. libre de látex, plastificantes, BPA y Ftalatos.

No contiene blanqueadores químicos, dioxinas ni fragancias.

Pinkcopa